• Los rodamientos son los mecanismos que se emplean para reducir la fricción entre las ruedas y los tornillos que los sujetan a la guia del patín. Existen unos estándares internacionales que regulan los rodamientos que encontramos en el mercado, el más generalizado es el A.B.E.C. (Annular Bearing Engineering Council) el cual define la tolerancia y precisión de los rodamientos de bolas, que son los utilizados en patines, aunque existen otros estándares de rodamientos como el ILQ o el DIN.
  • La escala A.B.E.C. define cinco tipos de tolerancias o precisiones: 1,3,5,7 y 9. Siendo el A.B.E.C. 1 el de menor precisión y el A.B.E.C. 9 el de mayor. Cuanto más alta es la categoría más pequeñas son las tolerancias, haciendo el rodamiento más preciso, es decir, a mayor velocidad de giro es necesaria precisión más alta y tolerancia más baja.
  • Hay que tener en cuenta que la norma A.B.E.C. sólo indica la precisión y tolerancia en la fabricación, es decir, el A.B.E.C. que portan unos patines no influye en la calidad de los mismos.
  • Normalmente, a mayor A.B.E.C., los rodamientos suelen ser más frágiles a impactos o cargas laterales. Por tanto, es importante conocer el uso que se le va a dar a dichos patines para, de este modo, poder elegir los A.B.E.C. que mejor se adaptan a nuestras necesidades.

A modo de ejemplo: Si existe un desplazamiento a una una velocidad de 15km/h y se deja de dar impulso, con un patín con rodamientos A.B.E.C. 1, el tiempo que una persona tardaría en detenerse sería de un minuto aproximadamente, mientras que con un rodamiento A.B.E.C. 7 el tiempo sería de, al menos, 5 minutos más.

#PatinaYDisfruta